Hidrógeno, la solución para propulsar autos
16 Marzo, 2017
0

El incremento en los precios del litio ha provocado que las empresas automotrices piensen en el hidrógeno para impulsar sus autos eléctricos.
El dispositivo que buscan promover es una membrana en la que se mezclan el hidrógeno y el aire de la atmósfera, elementos que al unirse provocan una corriente eléctrica que sirve para mover un motor eléctrico.

La conversión de gas en electricidad sólo produce agua y calor como subproducto, lo que significa que los vehículos de celdas de hidrógeno no generan contaminación.
Este gas puede solucionar el problema de los costos y la alta demanda de litio que es generada por los fabricantes de celulares y por la industria automotriz.
Fabricantes de autos eléctricos como Tesla, BMW y General Motors están demandando grandes cantidades de litio, también conocido como “petróleo blanco”, para fabricar las baterías de iones con las que funcionan los vehículos eléctricos.
No obstante, esta sobredemanda ocasionó que, en 2016, los precios del carbonato de litio subieran al doble respecto a su costo en el 2015, esto según los datos más recientes de Benchmark Mineral Intelligence.
Las proyecciones de la firma de análisis son que este año habrá nuevos aumentos, que podrían ser de 15%. Por ello, los fabricantes de vehículos están empezando a buscar alternativas al litio.

El combustible de hidrógeno ya es buscado por distintas empresas

El mes pasado, General Motors y Honda anunciaron una alianza para producir masivamente un sistema de celdas de combustible de hidrógeno, que se utilizará en futuros productos de ambas compañías.
Las empresas esperan que la producción masiva de los sistemas de celdas de combustible inicie alrededor del año 2020. Invertirán 85 millones de dólares en este joint venture.
Es preciso señalar que, las celdas de combustible pueden alimentar casi todos los dispositivos portátiles que normalmente utilizan baterías, incluyendo vehículos, camiones, autobuses y buques marinos, además de proporcionar energía auxiliar a las tecnologías tradicionales de transporte.

Un poco de historia sobre las alternativas de combustible

La primera celda de combustible fue construida en 1839 por Sir William Grove, un científico galés que demostró que la combinación de hidrógeno y oxígeno generaba electricidad, además de agua y calor.
Esta tecnología se retomó en los años 60, cuando el programa espacial de Estados Unidos seleccionó las celdas de combustible para proporcionar electricidad y agua a las naves espaciales Gemini y Apolo.


Más información del sector automotriz
Las mejores noticias del mercado de autos con Grupo Andrade
Mira los autos más veloces con Francisco Mieres Fernandez
Conoce más autos deportivos con Angel Mieres

Deja un comentario